Menu

Caminos Maestros

Caminos Maestros

Insisto en buscar la divinidad en toda la creación, insisto en entender la luz, estudiarla, comprenderla y prenderla, entregar soltando el resultado.

Jesús

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Buda, el despierto

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Krishna

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Kwan yin

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Isis

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

La compasión

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

La divina proporción femenina

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x300cm

Matsyendra

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 300x200cm

Pakal

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 130x170cm

Quetzalcoatl

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Patanjali

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

María

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 300x200cm

Rumi

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Allah

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Lao Tse

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Moises

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Prabhupada

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Osho

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Pachamama

Serie Caminos Maestros

Serie Caminos Maestros | Acrílico sobre tela | 200x200cm

Insisto en buscar la divinidad en toda la creación, insisto en entender la luz, estudiarla, comprenderla y prenderla, entregar soltando el resultado.

Dios es movimiento, nosotros somos Dios, somos movimiento porque la evolución no se detiene. Así somos Dios: siendo un nuevo Dios a cada instante, con posibilidades infinitas, creadas desde la libertad de la conciencia.

El legado más preciado, más puro y más divino es saberse posibilidad, saberse semilla del mismo árbol que sintió el vértigo del abismo al romper la cáscara, en el secreto silencio de lo oscuro y supo confiar y entregarse a la voluntad del cielo.

Divino Maestro.
Dame tu mano, marca mi sendero, abraza mi fuego, calma mi agua, purifica mi aire, se mi simiente, mi alimento, mi sangre, mi instante, mi vuelo.
Me uno a ti. Me alcanzo en ti, en ti me desnudo, en ti me detengo, me armo y desarmo, para volver a amarme en tu reconocimiento.
Tu voz en mi aliento, mi saliva en tu verbo, mi quietud en tus pasos y mis pasos en tu cielo, para no sufrir más, para deshacer los miedos, para manifestar la vida que tengo, en la unión de las almas, en la luz de los corazones, tan lejos de este infierno.

Espiritualizar cada momento hace de la vida la posibilidad de que el Cielo sea en la tierra y los corazones dancen la música que Dios nos susurra al oído desde que nacemos a la vida.

contacto

Andrea Gutiérrez

Almadumbre