"PINTAR ES UN DIÁLOGO ABIERTO"

ENTREVISTA CON ANDREA GUTIÉRREZ, ARTISTA PLÁSTICA, EXPRESIONISTA.

Su última muestra, Caminos Maestros, llenó de colores y armonía al Centro Cultural Recoleta. Y empezó a marcar un camino nuevo, aún desconocido en los artistas contemporáneos. Desde el alma y en total amor está artista llegó para deslumbrarnos y su muestra, para ayudarnos en este viaje a nosotros mismos.

Su última muestra, Caminos Maestros une varias disciplinas. ¿Cuál es el objetivo de esta muestra, tan distinta a las que estamos acostumbrados a ver?
Caminos Maestros empezó en Buenos Aires, en el Centro Cultural Recoleta y desarrolló vida propia. En cada lugar que se exhiba va a despertar, a generar conciencia en la gente. Surgió como necesidad de unir mi trabajo personal con mi hacer artístico. Hace falta entender que todos somos lo mismo y que los maestros conducen al encuentro con uno mismo. Es tiempo de que la humanidad se dé cuenta de que todos salimos del mismo lugar y, ya nadie se vea dividido o por fuera del todo que somos.

La creatividad y la creación ayudan en este camino. ¿Qué significa para usted la creación?
La creación es un acuerdo interno. Hasta que la obra no trasciende, es un estado de comunicación con el artista. El arte se acerca al lugar no satisfecho, no conformista de uno. Por eso, el arte debería ser el motor creativo de cualquier ser humano. Si no hay creatividad, el mundo se vuelve aburrido. El arte es una creación divina, despojado de todo y donde uno puede conectar con uno mismo. Sirve para entender internamente quién es uno. Por eso, es un atajo al autoconocimiento y vos le sacas un bonus plus.

¿Cómo ve el panorama artístico actual?
Creo que el arte, todavía, no se enteró que estamos en el siglo XXI. Desde hace un tiempo, los artistas pasaron a ser el ojo decorativo de la sociedad y dejaron de ser el ojo sensible. Hay una oscilación fuerte de seguir mostrando el arte cómo algo para una minoría. Es tiempo de que el arte empiece a convocar a la sociedad para que la gente active el pensamiento conciliador, desarrolle un acuerdo interno. Algunos artistas quieren convocar a despertar conciencia porque hay una necesidad de volver a un estado real, de vaciar el corazón y de llenarlo con lo que querés entregar como creación.

Más allá de lo artístico, ¿Cree que el arte puede ayudarnos como sociedad?
El arte es un buen instrumento, es sano y, sí puede ayudar a las sociedades a mitigar la agonía en la que viven. El observador ya no debe estar más a la distancia. El observador tiene que compartir el proceso del artista. Una obra está terminada cuando alguien la mira. Pintar es un diálogo abierto. El arte acerca al ser humano a algo más sensible, en comunión total con el ser humano. Por eso, cualquiera puede conmoverse con el arte.

¿Cuál cree que es la función del arte?
En algún momento, el arte se convirtió en un itsmo. No busca lo distinto, aquello que sorprenda sino, aquello que no incomoda. El arte está más pensado para agradar que para conmover. Pero el arte debe invadir al espectador. Para mí, el arte es un polaroid de las sociedades, son filtros a través de los que uno puede ver. Si el arte se hace en forma consciente, el resultado es la conciencia. El arte no discrimina. Yo creo que todos somos artistas.

"…porque en el fondo uno ama al mundo, a partir de la certeza que este mundo triste, mundo convertido en campo de concentración, contiene otro mundo posible, o sea, que el horror está embarazado de maravilla…"
Eduardo Galeano citado en el catálogo de Andreonopólis.